Mindfulness para Adolescentes: Un curso para ayudar a tu hijo/a a gestionar sus emociones


El próximo 11 de abril comienza en Valencia el curso pionero en España: Making Friends with yourself de AEMind, con la base teórico-práctica desarrollada por las precursoras del Mindfulness para adolescentes: Lorraine Hobbs y Karen Bluth. Una oportunidad para ayudar a nuestros jóvenes a gestionar mejor sus años de la adolescencia, permitiéndoles conectar con ellos mismos, con sus necesidades, y tratarse con cariño y afecto en situaciones difíciles. 


.La etapa de la adolescencia es de las más complicadas en el crecimiento humano, una metamorfosis de la cual los niños y niñas salen convertidos/as en jóvenes y en muchas ocasiones reconfiguran su personalidad. «Los que hemos sido o somos padres y madres de adolescentes conocemos el comportamiento que se observan: cambios de humor, respuestas reactivas, continuos conflictos, necesidad de pertenencia a un grupo, corte de amarras que les unían sólidamente a sus padres…», enumera Cecília Gelpí, presidenta de AEMind, formada en diferentes protocolos basados en Mindfulness y docente del curso Making Friends with yourself, que se imparte en Valencia entre el 11 de abril y el 30 de mayo.


«El Mindfulness para adolescentes es una herramienta para toda la vida. Les permite conectar con ellos mismos, con sus necesidades, y tratarse con cariño y afecto en situaciones difíciles»


Es el primer curso de estas características que se pone en marcha en España, y contará con la base teórico-práctica desarrollada por las pioneras en el Mindfulness para adolescentes: Lorraine Hobbs y Karen Bluth, dos especialistas estadounidenses que han reunido sus respectivas experiencias para adaptar el programa empíricamente respaldado de Mindfulness y autocompasión (Mindful Self-Compassion –MSC-) desarrollado por Kristin Neff y Christopher Germer.

Según explica Gelpí, «este curso de Mindfulness para adolescentes de ocho semanas de duración, es una oportunidad para ayudar a los y las jóvenes a gestionar mejor los años de la adolescencia, identificando y tratando sus necesidades afectivas y favoreciendo las relaciones personales y afectivas sanas. Está demostrado que este curso reduce la ansiedad, la tristeza y los sentimientos negativos gracias a la autocompasión, que es una actitud emocional que consiste en darse amabilidad a uno/a mismo/a cuando las cosas van mal, no juzgarse ni castigarse con sentimientos de culpa, sino aceptar las dificultades de la vida como parte de ella y tomar responsabilidad ante ello. Los y las adolescentes aprendes a ser resilientes».


«Está demostrado que este curso reduce la ansiedad, la tristeza y los sentimientos negativos gracias a la autocompasión»


La psicóloga recuerda que los resultados de este curso son permanentes: «Es una herramienta que ponemos al alcance del adolescente y es para toda la vida. Les permite conectar con ellos mismos, con sus necesidades, y tratarse con cariño y afecto en situaciones difíciles, lo cual te permite salir adelante, reforzado, y te ayuda a afrontar tu realidad de manera sana y honesta».

En contra de lo que pueda parecer, no se trata de un curso para adolescentes problemáticos: «No es una terapia, pero tiene efectos terapéuticos, no es un curso al que te apuntas o te apuntan si eres un adolescente conflictivo: la clave está en que te ayuda a conocerte en una etapa de la vida en la que tienes poca claridad, en la que no entiendes muchas cosas y estás descubriendo otras. Es una forma ideal de ayudar a los y las adolescentes a conectar con lo que sienten y a orientarse en ese mar de confusión en el que navegan a diario. Les ayudamos, como dice el nombre del curso, a hacerse amigos/as de sí mismos», concluye Cecília Gelpí.

El curso comienza el 11 de abril y concluye el 30 de mayo en horario de tardes. Consta de ocho sesiones de hora y media y se celebra en la sede de AEMind en Valencia, en la calle Barraix, 31.

.

PROGRAMA TALLER
FORMULARIO INSCRIPCIÓN