Estándares de calidad en la formación de instructores/as de Mindfulness

Si buscamos «Instructor Mindfulness» en Internet, encontraremos millones de ofertas: desde «instructores privados» hasta «programas independientes de Mindfulness». Aparecen decenas de listas como “top 10 aplicaciones móviles Mindfulness”, en las que la propia aplicación se convierte en tu “maestra”. Cada vez hay más y más talleres de Mindfulness: en colegios, universidades y empresas. ¿Pero cómo podemos saber si l@s instructor@s están debidamente cualificad@s? De hecho, ¿qué significa ser un@ instructor/a cualificad@?.

No solo l@s interesad@s en Mindfulness se plantean este tipo de cuestiones, las mismas preguntas surgen entre líderes en el campo de la meditación Mindfulness que ponen su atención en mantener un nivel de integridad entre l@s instructor@s, así como en la necesidad de cumplir unos estándares adecuados de calidad.


Trabajar con la mente y las emociones acarrea un nivel de responsabilidad muy elevado, por esta razón es importante contar con un profesional que entienda bien el funcionamiento de los sistemas y procesos implicados.

Estándares de calidad en la formación de instructores/as de mindfulness Estándares de calidad en la formación de instructores/as de Mindfulness

Estándares de calidad en la formación de instructores/as de Mindfulness

Siguiendo la Guía de Buenas Prácticas para la enseñanza de cursos de Mindfulness elaborada por la red británica de organizaciones de formación de profesores de Mindfulness, un/a profesor/a que imparta cursos de Mindfulness debe recibir la siguiente formación:

A. Curso de Mindfulness para profesores

  1. Conocimiento, a través de la participación personal, del plan de estudios del curso de Mindfulness que aprenderán a enseñar, prestando especial atención a la experiencia personal de todas las prácticas de meditación principales de este programa de Mindfulness.
  2. Completar un programa de formación de profesores basado en Mindfulness exhaustivo y riguroso o un itinerario de formación supervisado.

B. Formación o experiencia necesaria aparte de la formación de profesores basada en Mindfulness

  1. Titulación profesional en asistencia sanitaria física o mental, educación o asistencia social, o experiencia equivalente, reconocida por la organización o el entorno en el que se llevará a cabo la formación.
  2. Conocimiento y experiencia de los grupos poblacionales a los que se impartirá el curso de Mindfulness. Esto incluye experiencia terapéutica, docente, asistencial con grupos o personas, a menos que dicho conocimiento y experiencia se obtengan a un nivel adecuado durante la propia formación de profesores basada en Mindfulness. Una excepción a esto puede ser impartir el curso con la colaboración de un colega que conozca bien el grupo poblacional al que se imparta el curso y cuente con la titulación pertinente. También es necesario que este profesional conozca los métodos basados en Mindfulness.
  3. Conocimiento de los procesos psicológicos subyacentes, investigaciones pertinentes y prácticas basadas en la evidencia. Estos conocimientos se pueden obtener en un nivel adecuado durante la propia formación de profesores basada en Mindfulness.

C. Requisitos para aplicar las buenas prácticas de forma continuada

  1. Compromiso con la práctica personal del Mindfulness mediante la práctica diaria formal e informal. Participación en retiros anuales de meditación dirigidos por instructores experimentados.
  2. Participación en procesos para desarrollar la práctica docente del Mindfulness: Contacto continuado con otros instructores y profesores de Mindfulness con el fin de compartir experiencias y fomentar el aprendizaje en colaboración, y supervisión periódica con un profesor experto en Mindfulness, que permita indagar en el proceso personal de la práctica y de la enseñanza de Mindfulness – y reflexionar sobre él – mediante el feedback periódico sobre la enseñanza a través de grabaciones de vídeos, la presencia del supervisor en las sesiones de formación o sesiones de enseñanza conjunta con feedback recíproco.
  3. Recibir formación continuada como profesor, estar al día de los estudios publicados, grabar las sesiones de formación y analizarlas, participar en foros de Internet, etc.
  4. Cumplimiento del marco ético de la profesión del instructor y del contexto laboral concreto.

Además de recibir una formación de calidad y de mantener una formación continua y actualizada, las personas que deseen impartir cursos basados en Mindfulness necesitan desarrollar o adquirir determinadas competencias. En este sentido las universidades de Bangor, Exeter y Oxford iniciaron en 2008 la elaboración de unos criterios que posibilitaran la evaluación de la enseñanza de las intervenciones basadas en Mindfulness (MBI) en términos de competencia y adecuación, el MBI-TAC.


Esta guía, se utiliza en la actualidad para evaluar a futuros profesores y también puede ser usada por los profesores que quieran mejorar sus competencias. Con el MBI-TAC los profesores pueden reflexionar sobre su forma de impartir los cursos con el objetivo de mejorar su nivel de enseñanza.

 

A continuación presentamos un resumen de los seis dominios de competencia del MBI-TAC siguiendo la adaptación del Mindfulness-Based Professional Training Institute (MBPTI) de la Universidad de California San Diego.

    1. Cobertura y organización de cada sesión del programa:
      El profesor dirige y expone adecuadamente el contenido curricular de cada sesión. Esto implica la consecución de un hábil equilibrio entre las necesidades del individuo, las del grupo y los requisitos de la propia enseñanza. El profesor está bien organizado y dispone de los materiales del curso, de ayudas didácticas y tiene la sala preparada para el grupo. El contenido de la sesión se distribuye bien en el tiempo de manera que no se trasmite presión, dando sensación de espacio y estabilidad. Las discusiones teóricas se reconducen hacia el contenido de la sesión con tacto y amabilidad.
    2. Habilidades Relacionales
      Las cualidades que el profesor ofrece a los participantes y al proceso de enseñanza son un reflejo de las cualidades que los participantes están aprendiendo a ofrecerse a si mismos: calidez, bondad, paciencia, compasión, autenticidad, aceptación, respeto, curiosidad y reciprocidad.
    3. Personificar el Mindfulness.
      Mantenerse en el momento presente. El profesor se mantiene conectado y responde a lo que surge en el presente. Mostrarse completamente human@ y capaz de comprender y consolar a los/las participantes cuando sufren. Mostrar las actitudes principales que pretende enseñar el programa.
    4. Guía de las practicas.
      El profesor encarna la intención y también ofrece una guía que describe con precisión lo que los participantes son invitados a hacer durante la práctica e incluye todos los elementos necesarios para ello. La práctica capacita a los participantes a relacionarse hábilmente con su experiencia. La guía sugiere las actitudes a aportar a la experiencia de la práctica y hay equilibrio entre el espacio y la precisión. La utilización adecuada del lenguaje es determinante para conseguir esto.
    5. Trasmitir los temas a través de la indagación interactiva y la enseñanza didáctica.
      Dirige el proceso a través del que se trasmiten los temas del curso a los participantes. Se mantiene un enfoque experiencial. Moverse por las distintas capas del proceso de indagación: experiencia directa, reflexión sobre esa experiencia y relacionar ambas con un aprendizaje más amplio, dando mayor relevancia al proceso que al contenido. Trasmitir integrando material externo al grupo con la experiencia de los participantes. El aprendizaje se ofrece a través de un proceso de enseñanza claro, vivo, divertido y participativo.
    6. Mantener el ambiente de aprendizaje del grupo
      Crear y sostener un rico ambiente de aprendizaje que ofrece seguridad a través de la dirección cuidadosa de temas como, las normas del grupo, los límites y la confidencialidad siendo a la vez un espacio en el que los participantes pueden arriesgar y explorar. Adecuado manejo de la apertura, de las dinámicas internas del grupo y los cierres. Humanidad compartida: moverse desde lo personal a lo universal. El profesor relaciona consistentemente el proceso de aprendizaje con la universalidad del proceso que se está explorando. Estilo de liderazgo que ofrece apoyo, mostrando autoridad y potencia sin imponer a los participantes su propio punto de vista.

MENTE-EMOCIONES

Para poder integrar la práctica de Mindfulness a nuestra vida es necesario contar con un/a buen/a instructor/a que sepa cómo actuar ante las adversidades que podemos sufrir durante el proceso y guiarnos a través de él.

 

Fuentes:
The Universities of Bangor, Exeter and Oxford Mindfulness-based Interventions Teaching Assessment Criteria (MBI:TAC)
https://www.ukmindfulnessnetwork.co.uk/
https://ucsdcfm.wordpress.com/professional-training/