Entrevista con Ronald Siegel PsyD.

Ronald D. Siegel, PsyD. es profesor asistente clínico de psicología en la Harvard Medical School, donde ha enseñado durante más de 30 años.

Miembro del comité directivo del Institute for Meditation and Psychotherapy así como formador del mismo. Enseña a nivel internacional sobre la aplicación de la práctica de Mindfulness en psicoterapia y otros campos, y mantiene su práctica clínica privada en Lincoln, Massachusetts. El Dr. Siegel es coautor de la guía de autotratamiento: “Back Sense: A Revolutionary Approach to Halting the Cycle of Chronic Back Pain”, que integra aproximaciones de oriente y occidente para tratar el dolor crónico de espalda; es coeditor del texto aclamado por la crítica, “Mindfulness y Psicoterapia”, ahora en su segunda edición. Es además autor de un libro para el público en general llamado “La Solución Mindfulness”, coeditor junto con Christopher Germer de “Wisdom and Compassion in Psychotherapy: Deepening Mindfulness in Clinical Practice”, prologado por su Santidad el Dalai Lama y coautor de un nuevo volumen, “Sitting Together: Essential Skills for Mindfulness-Based Psychotherapy”.

También es colaborador habitual de otras publicaciones profesionales y es co-director de la Conferencia Anual de la Escuela de Medicina de la Harvard Medical School sobre Meditación y Psicoterapia. Ha impartido en Valencia el curso “El poder de mindfulness dentro y fuera de la hora de terapia” organizado por AEMind, y forma parte de su Consejo Asesor.

AEMind: ¿Cómo surgió en ti la idea de aplicar mindfulness en la práctica clínica?

Ronald Siegel: En realidad empecé a practicar mindfulness en secundaria, muchos años antes de iniciar mis estudios de psicología clínica. Es por eso, que tanto durante mis estudios de psicología, como después, cuando me incorporé a trabajar en el campo de la salud mental, mi entendimiento de las causas del sufrimiento humano y los caminos para resolverlo ya estaban profundamente arraigados en la psicología budista. Encontré además, que practicar mindfulness me resultaba enormemente útil personalmente con mis propias dificultades neuróticas. En la universidad aprendí los enfoques convencionales para el tratamiento psicológico, incluyendo el modelo sistémico, psicodinámico, cognitivo-conductual y humanista. Entendía estos modelos en el contexto de la práctica de la psicología budista y atención plena. Así que realmente, nunca me imaginé haciendo trabajo clínico sin incorporar mindfulness.

AEMind: ¿Qué es el Mindfulness and Psychotherapy Institute y cómo funciona?

Ronald Siegel: El Institute for Meditation and Psychotherapy comenzó como un grupo de estudio hace unos 40 años, cuando un grupo de profesionales de salud mental en el área de Bostosiegeln, en su mayoría formados, o trabajando en los hospitales de la Harvard Medical School, empezamos a reunirnos mensualmente para hablar sobre lo que la práctica de la meditación puede ofrecer a la psicoterapia, y también de aquello que el conocimiento clínico puede ofrecer a nuestra práctica de meditación. Hace unos 20 años, fundamos el Instituto, con la intención de ofrecer formación para los profesionales que querían aprender acerca de esta integración. Presentábamos talleres, conferencias y, posteriormente en 2005 publicamos el libro Mindfulness and Psychotherapy, con capítulos escritos por los miembros del Instituto. Este fue el primer libro que se podía encontrar en la literatura existente sobre el tema, para integrar su contenido con la experiencia clínica. El libro ayudó a aumentar el interés en nuestro trabajo, y varios miembros del Instituto empezaron a enseñar más ampliamente. Finalmente desarrollamos un programa de acreditación en mindfulness y psicoterapia de un año de duración, primero a nivel local en Boston y ahora también on-line, para que clínicos de todo el mundo puedan estudiar con nosotros.

AEMind: ¿Cuál es la diferencia entre la psicoterapia basada en mindfulness y otras psicoterapias efectivas?

Ronald Siegel: Hay muchos tipos de psicoterapia basada en mindfulness. Algunos incluyen protocolos para enseñar sistemáticamente las prácticas de atención plena a los pacientes, mientras que otros integran creativamente diversas prácticas en otras formas de tratamiento, y en diferentes momentos. Así que es difícil responder a esta pregunta con sencillez.

Pero sospecho que mindfulness es un componente en todas las psicoterapias efectivas. Algunos elementos comunes tanto en las prácticas de mindfulness como en los tratamientos eficaces en general, son: 1) Aprender a ver que nuestros pensamientos no son la realidad, 2) Aprender a aceptar, en lugar de resistirnos o rechazar nuestras reacciones emocionales, 3) Aprender a enfrentar nuestros miedos (exposición), 4) Aprender a pensar antes de actuar, y 5) Encontrar formas de conectarnos con otras personas y actividades fuera de nosotros mismos. Siempre que una terapia efectiva incluya uno de estos componentes, el paciente o cliente estará probablemente experimentando algún elemento de mindfulness.

AEMind: ¿Cuál sería la contribución de mindfulness a la efectividad de los tratamientos psicológicos?

Ronald Siegel: La respuesta a esta pregunta se desprende de lo que acabo de mencionar. La actitud de mindfulness –la consciencia de la experiencia presente con aceptación – es probablemente un componente de todos los tratamientos eficaces. Tenemos la suerte de que muchas culturas han desarrollado prácticas de atención plena para cultivar esta actitud. Así que podemos incorporar estas prácticas en la psicoterapia o elementos de estas prácticas, para desarrollar de manera más eficiente esta actitud.

Además, muchas de las prácticas de mindfulness se han desarrollado en el contexto de la psicología budista, que contiene ideas muy útiles sobre las causas del malestar y remedios para el sufrimiento psicológico. Estas ideas pueden informar, y también transformar nuestros modelos de psicopatología y nuestros enfoques de tratamiento. Estas ideas, que son fruto de la práctica de mindfulness, están cambiando poco a poco la psicoterapia. Vemos esto, por ejemplo, en la transición de la terapia cognitivo-conductual tradicional hacia los tratamientos basados ​​en la aceptación.

AEMind: ¿Cuáles son las semejanzas y diferencias entre mindfulness y la hipnosis?

Ronald Siegel: Este es un tema complicado, porque hay muchas formas, tanto de mindfulness como sobre prácticas de hipnosis. En términos generales, podemos decir que ambas involucran un entrenamiento de la mente para caer por debajo del nivel de conciencia ordinario de la corriente del pensamiento, y desarrollar una actitud receptiva que permita que los contenidos entren libremente. Dependiendo de la forma de hipnosis, este estado se puede usar para acceder e integrar material inconsciente, o para moldear la conducta en la dirección deseada. Las prácticas de mindfulness, por otro lado, suelen estar diseñadas para descubrir cómo la mente crea sufrimiento por sí misma, y vislumbrar el camino para aliviar ese sufrimiento. También pueden conducir a la integración de material inconsciente, o a cultivar cambios de comportamiento, pero por lo general, no se centran específicamente en esos objetivos. Además, las prácticas de mindfulness, generalmente, están diseñadas para soltar apegos y para la disminución de nuestra preocupación por el “mí”. La hipnosis no suele tener estos objetivos. Sin embargo, dada la amplia gama de procesos que se dan tanto en mindfulness como en la hipnosis, pueden haber con frecuencia superposiciones en cómo las personas experimentan ambas prácticas.

AEMind: ¿Cuándo es conveniente enseñar mindfulness a un paciente?

Ronald Siegel: Esto depende en gran medida del paciente. Algunos vienen a mí en busca de práctica de mindfulness, porque saben que yo enseño y escribo sobre esto. Con estas personas, se comienza de inmediato.siegel

Pero con la mayoría, primero empiezo psicoterapia de una manera muy convencional – explorando los problemas presentes, su historia de desarrollo y construyendo gradualmente una alianza terapéutica. Una vez que tenemos una buena alianza de trabajo, Puedo introducir un poco de práctica de mindfulness entonces, si me parece directamente relacionada con sus dificultades. Pero creo que es importante no forzar esto. No queremos ser como un martillo, que piensa que todo lo que conocemos es un clavo. El hecho de que hayamos encontrado que las prácticas de la mindfulness nos son útiles personalmente, no significa que todo el mundo tenga que hacerlas. Así que podemos ofrecer las prácticas suavemente, describiéndolas de una manera que se adapte al fondo cultural y religioso de nuestro paciente, con la idea de que podrían intentar la práctica como un experimento. También es muy importante obtener feedback durante y después de la práctica, para entender como nuestro paciente las está experimentando, y modificar la práctica, según sea necesario.

AEMind: ¿Cómo se puede orientar una psicoterapia basada en mindfulness cuando el paciente se resiste a practicar?

Ronald Siegel: Hay muchos pacientes que pueden albergar connotaciones negativas hacia la meditación – pensar en ella como una moda new age, o como parte de una religión con la que se sienten incómodos – son los que la rechazan de plano. Pero aun así, podemos usar puntos de vista de la práctica para ayudarlos. Podemos pedirles que asistan a su experiencia momento a momento durante las sesiones, ayudarles a que observen cómo sus pensamientos van y vienen, y animarles a estar presentes en lugar de tratar de “arreglar” las emociones y sensaciones dolorosas. De esta manera podemos ayudarles a desarrollar la actitud de mindfulness sin hacer ninguna práctica.

AEMind: ¿Qué recomendación o consejos nos darías como miembro de honor de AEMIND para el desarrollo y funcionamiento de la asociación?

Ronald Siegel: En primer lugar, muchas gracias por otorgarme la membrecía honoraria. Creo que hacéis un gran trabajo, y estáis siendo muy eficaces en proporcionar a los clínicos una comprensión sofisticada de mindfulness, la compasión y su papel en la psicoterapia.

Así que mi primera sugerencia es que: Sigáis con este buen trabajo! Pero más allá de esto, creo que es valioso llegar a personas que tratan de lograr objetivos similares – incluyendo no sólo a personas interesadas en práctica de mindfulness, también a personas que practican diversas formas de psicoterapia, o que administran medicamentos. Las prácticas de mindfulness tienen mucho potencial, es importante dar la bienvenida a los demás y queremos que los clínicos con diferentes orientaciones vean que pueden integrarlas en su trabajo.

AEMind: . Te felicitamos por la reciente publicación de tu excelente obra para profesionales, Sitting Together, ¿Qué puede aportar su lectura al trabajo del terapeuta?

Ronald Siegel: La idea de este libro surgió cuando terminamos la segunda edición de Mindfulness y Psicoterapia. Pensamos que sería útil reunir en un solo volumen una amplia variedad de prácticas de mindfulness, junto con sugerencias sobre cuándo utilizar cada práctica con diferentes tipos de pacientes. Así lo hicimos, y hemos añadido ejemplos de casos clínicos para cada práctica. Muchos clínicos nos han dicho que encuentran que el libro les es muy valioso, ya que ilustra la experiencia real de introduccir la práctica en todo tipo de tratamientos psicoterapéuticos. Estoy encantado de que se está traduciendo al castellano y estará disponible en España a finales de 2015.

AEMind: ¿Qué formación en mindfulness debería tener un profesional de la salud para integrarlo en su práctica cotidiana con los pacientes?

Ronald Siegel: Creo que es esencial contar con una formación amplia, convencional como clínico antes de introducir la práctica de mindfulness. La atención plena no es, en sí misma, psicoterapia. Necesitamos una comprensión del desarrollo humano, la psicopatología, los procesos inconscientes, teoría del aprendizaje, los patrones culturales y sistémicos, psicobiología, y técnicas de psicoterapia – toda la gama de conocimientos clínicos – para utilizar con eficacia las prácticas de mindfulness en el tratamiento. Yo preferiría enviar a un amigo con problemas a un terapeuta con esta amplia formación, aunque nunca haya oído hablar de mindfulness, que enviarlo a un terapeuta sin esta formación, pero que meditase.

AEMind: Algunos profesionales son críticos con el status científico de la aplicación de mindfulness en los tratamientos psicológicos y argumentan que es prematura su aplicación generalizada hasta que haya más datos. ¿Qué les dirias a estos terapeutas?

Ronald Siegel: La gran mayoría de nuestras intervenciones, tanto en psicología, medicina en general y en salud mental en particular, carecen de una evidencia científica sólida que los sustente. Cuando hablamos de “tratamientos con respaldo empírico” estamos generalmente comparando tratamientos que se han estudiado con aquellos que aún no se han estudiado –no comparando tratamientos eficaces con tratamientos ineficaces. Además, la realidad es que los seres humanos son muy complejos y es difícil medir con precisión el progreso terapéutico.

Dicho esto, las terapias basadas en mindfulness, cuando se estudian de esta forma, generalmente resultan ser al menos tan efectivas como los demás tratamientos eficaces para diversos trastornos. Y se presentan bastante más estudios con evidencia de eficacia de tratamientos basados ​​en mindfulness y aceptación en foros científicos internacionales, de las que existen para otros enfoques.

Pero creo que una de las razones de que estemos viendo un aumento en el interés por mindfulness en círculos clínicos en estos días, es que cada vez más profesionales están practicando ellos mismos, experimentando incrementos muy significativos en su propio bienestar personal. Este tipo de datos, aunque no son muy científicos, son bastante convincentes.

Así que le sugiero a los críticos que traten estas prácticas en el laboratorio de su propia mente, y ver lo que descubren.

AEMind: Muchísimas gracias Ronald, un abrazo.