Cultivar la amabilidad a través de la meditación puede enlentecer el envejecimiento según un nuevo estudio.

Cuál es el mayor problema que enfrenta nuestra nación hoy en día? Las preocupaciones sobre la salud dirigen las encuestas. Pero desde una perspectiva más amplia, estamos sufriendo de una falta de amor y amabilidad.

Las nuevas investigaciones encuentran una conexión entre estas preocupaciones espirituales y prácticas. Un nuevo estudio aboga que cultivar la amabilidad a través de la práctica de la meditación puede enlentecer el envejecimiento.

En un estudio a pequeña escala, un conocido marcador biológico del envejecimiento celular permaneció relativamente estable entre las personas que completaron un curso en meditación de bondad amorosa. Aquellos que hicieron un curso en meditación mindfulness con una estructura similar, experimentaron los mismos resultados positivos.

El estudio, liderado por Khoa Le Nguyen y Barbara Fredrickson de la universidad de Carolina del Norte- Chapel Hill, contaba con 176 participantes entre los 35 y los 64 años. Todos proporcionaron muestras de sangre al principio y al finalizar el estudio de 12 semanas.

Los investigadores utilizaron estas muestras para medir la longitud de los telómeros, las estructuras que componen la parte final de los cromosomas. A menudo comparadas con la punta de plástico del final de los cordones de los zapatos, los telómeros protegen el ADN de la inestabilidad y la degradación. Una menor longitud de los telómeros ha sido asociada a varias enfermedades asociadas con la edad y a un mayor riesgo de mortalidad.

Los participantes se distribuyeron aleatoriamente en tres grupos. Un grupo pasó seis semanas (de la semana tres a la nueve en un estudio de 12 semanas) aprendiendo y practicando meditación mindfulness. Otro grupo pasó el mismo periodo centrándose en meditación sobre bondad amorosa, mientras que el tercero no tuvo ningún tipo de entrenamiento.

El objetivo de la meditación mindfulness, la práctica más comúnmente estudiada, es mantener la atención en el momento presente, y observar los propios pensamientos, sin juicios. Aunque puede parecer similar, la meditación de bondad amorosa tiene un propósito diferente, que los investigadores llaman “cultivar generosidad y emociones positivas hacia uno mismo y hacia los demás”

Por lo tanto, mientras que el mindfulness se centra en el cuerpo, emociones y pensamientos, la bondad amorosa está basada en cultivar sentimientos amistosos y cálidos, y dirigir esos sentimientos hacia uno mismo y hacia los demás. Se instruyó a los participantes de ambos grupos para que meditaran diariamente.

Estos son los resultados encontrados en el estudio:

“Los telómeros tienden a acortarse en todas las condiciones experimentales- significativamente en el grupo de meditación mindfulness y en el grupo control”, declaran los investigadores. “Sin embargo, la práctica diaria en meditación de bondad amorosa parece que amortigua esta erosión”, ya que los miembros del grupo de bondad amorosa “no mostraron un acortamiento significativo en los telómeros con el paso del tiempo”

Este estudio se centró en un pequeño grupo de personas que fueron observadas durante un corto periodo de tiempo, por lo que aún no podemos extraer concusiones definitivas. Merece la pena destacar que todos los participantes eran meditadores novatos.

 

Fuente:

https://psmag.com/news/cultivating-kindness-through-meditation-can-slow-the-aging-process-according-to-new-research