AMyS estuvo en: Primera Conferencia Internacional sobre Mindfulness en Roma

La Primera Conferencia Internacional sobre Mindfulness se ha celebrado en la Universidad de la Sapienza, en Roma (Italia) entre el 8 y el 12 de Mayo de 2013. Fue auspiciada por el American Health & Wellness Institute (AHWI) y la Asociación Italiana de Mindfulness  Desde la perspectiva científica, el Congreso incluía múltiples actividades de calidad. Constaba de dos conferencias públicas: una pronunciada por el Venerable Ajahn Amaro del Monasterio Amaravati de Gran Bretaña y otra, por el Prof.  Jon Kabat-Zinn de la Universidad de Massachussets. Incluía también cinco conferencias plenarias impartidas por los Profs. Mark Williams (Universidad de Oxford, GB), Paul Grossman (Universidad de Basilea, Suiza), Susan Bögels (Universidad de Amsterdam, Holanda), Henk Barendregt (Universidad de Radboud, Holanda) y Giuseppe Pagnoni (Universidad de Módena, Italia).  Durante el congreso hubo además meditación guiada por las mañanas de 7.30 a 8h, siguiendo diferentes tradiciones (Zen, Vipassana, etc), ). Asimismo, se celebraron 45 simposiums (con entre 3 y 4 ponentes cada uno) y se presentaron unos 55 posters.

Sería difícil resumir los puntos principales del congreso donde hubo una gran variabilidad de temas pero también de calidad (junto a conferencias casi sublimes, había ponentes de simposio que difícilmente se aceptarían en un congreso español por su baja calidad). Algunas de las conferencias principales fueron:

-Jon Kabat-Zinn (Universidad de Massachussets, EEUU) sobre “Mindfulness, meditation and health: transformation and healing at the confluence of science and dharma”. Como padre del movimiento mindfulness la expectación era máxima y no defraudó. Habló más de 75 minutos sin apenas diapositivas, moviéndose con gran dominio del espacio en un escenario amplio, incluyendo al público en el discurso, pidiéndole opinión de vez en cuando y transmitiendo cercanía y serenidad. El principal mensaje fue que su técnica (MBSR) se difunde a nivel mundial y que aparte de ofrecerse en 42 estados de la unión se imparte en 52 países de los 5 continentes . Concluía que estábamos ante una revolución mundial dado el efecto que podría tener Mindfulness en la salud, la educación y todas las esferas del individuo.

-Mark Williams (Universidad de Oxford, GB) habló sobre “Mindfulness, suicidality and early adversity”.  Fue otro de los momentos cumbres del congreso ya que el ponente revisó la evidencia de Mindfulness en depresión en general, más específicamente sobre suicidio, y en los últimos momentos habló de su utilidad en trauma. Tras una revisión sobre el estado de la cuestión, describió los resultados preliminares de un ensayo controlado aleatorizado desarrollado en Oxford y Bangor sobre eficacia de Mindfulness en depresión recurrente (al menos 3 episodios), concretamente sobre intentos de suicidio en esta muestra.  El estudio incluía 3 aspectos: 1.- Mindfulness  2.- Comparador activo (psicoeducación en depresión/suicidio) y 3.- Tratamiento habitual en el sistema sanitario. Los resultados no eran demasiado espectaculares ya que al año de seguimiento Mindfulness disminuía solo un 10% las tasas de intentos autolíticos en estos pacientes comparados con psicoeducación. Cuando se analizaba el subgrupo de trauma infantil aquí los resultados eran más favorables, con disminuciones del 20%, aunque algún crítico en la audiencia cuestionaba que el porcentaje de población con esas características es muy reducido (al menos 3 episodios depresivos y abuso infantil) y por otra parte había quien dudaba si Mindfulness mejoraría los resultados de una terapia bien indicada en trauma como es el EMDR.

-La conferencia del Prof Paul Grossman (Universidad de Basilea, Suiza) titulada “Mindfulness and its obstacles in science and practice” fue brillante aunque hipercrítica con el movimiento Mindfulness. No obstante se agradece una visión tan discordante en un congreso porque desarrolla el espíritu crítico y pondera lo que podría convertirse en un movimiento casi sectario. Grossman criticó intensamente todos los aspectos de Mindfulness, como por ejemplo:
– Concepto y medición: Duda que lo que llamamos Mindfulness sea Mindfulness según las tradiciones espirituales. Y sobre todo duda de que lo estemos midiendo adecuadamente. Para él, la MAAS es simplemente una escala de inatención que para nada debe guiar la investigación.
– Intervención: Es crítico con los programas actuales cerrados y con copyright tipo MBSR y MBCT porque impiden en análisis de ingredientes activos, modificaciones en la práctica que podrían aumentar la eficacia y obligan a una estandarización empobrecedora.
– Resultados: Es crítico con los investigadores (porque piensa que a menudo están muy sesgados buscando eficacia a cualquier precio) y en ese sentido insiste en la necesidad de replicaciones por profesionales no vinculados a Mindfulness y, sobre todo, insiste en que las magnitudes de efecto de la eficacia de Mindfulness en múltiples patologías son medias-bajas. En suma, estaríamos ante una terapia coadyuvante asociada a otras técnicas más efectivas, pero no ante un tratamiento panacea en diferentes trastornos.

En suma, un congreso sugerente, con múltiples facetas, más dedicado a investigadores que a clínicos, y donde una de las enseñanzas relevantes, en mi opinión, es que la escala MAAS va a dejar de ser la referencia y cada vez más se acepta como alternativa en Mindfulness la escala FFMQ.

Por: Javier García Campayo, psiquiatra del Hospital Miguel Servet de Zaragoza e investigador del grupo "Salud mental en atención primaria" de la Universidad de Zaragoza, además de socio de AMyS. Gracias por esta crónica.